Una historia para entender el turismo sustentable

Por Gabriel Negrete

Compartí este artículo

Ir de vacaciones, viajar. Para muchos, uno de los mayores placeres de la vida. Pero ¿alguna vez te pusiste a pensar en lo que queda detrás de tu paso por un lugar? Aquí una pequeña historia para entender el turismo sustentable.

Booking.com

Cuando era chico, mi madrina me invitaba a su casa en Mar del Plata para pasar algunas semanas del verano con ella.

Para mi eran días de diversión en donde recorría y hacía todo lo que la ciudad tenía preparado para los turistas.

Tren de la alegría, paseos de compras, caminatas con helado y por supuesto, playa.

Mucho sol y playa.

Recuerdo que mi madrina no era muy amante del mar, así que generalmente me dejaba en algún balneario con alguien de su confianza y me iba a buscar a las pocas horas.

Un día ella, que también trabajaba, se retrasó mucho más de lo habitual y tuve que quedarme en la playa hasta el atardecer.

Esa tarde descubrí algo horrible.

Cuando toda esa masa de veraneantes dejó el lugar, el espacio quedó tan sucio y desaliñado que no pude quitarme más esa imagen de la cabeza.

Una historia para entender el turismo sustentable
Una historia para entender el turismo sustentable / Foto: Brian Yurasits

Toneladas de papeles, envoltorios, palitos de helado, ojotas rotas, yerba por todos lados y hasta pañales, formaban ahora parte de una postal que nadie querría retratar.

¿Alguien elegiría esa playa si por la mañana estuviese así?

La respuesta no es para nada sorprendente.

Pero entonces ¿Por qué estaba así? ¿Quién era responsable?

Bueno, en aquel momento ni la municipalidad ni la provincia tenían instalados muchos cestos de basura. Por el contrario, había que hacer una buena caminata para encontrar uno.

Adicionalmente, tampoco había carteles que incentiven a no ensuciar ni personal que llame la atención a quien lo hiciese.

Los gobernantes del momento eran responsables, si. ¿Pero quién más?

La multiplicidad de materiales hostiles al medio ambiente, contaminantes y no reutilizables era escandalosa.

¡Y eso lo sabía hasta yo con tan solo 10 años!

Detrás de todo eso había un conjunto de industrias, empresarios y empresas muy poco comprometidas con su planeta. Nuestro planeta.

¿Algún responsable más?

Claro que si. 

Obviamente esa basura no se había generado por sí sola y menos que menos había llegado a esa playa caminando por su cuenta.

Nosotros, los turistas, los que íbamos a la playa a disfrutar de la arena y la playa éramos a la vez los responsables de su propia destrucción.

¿Quién tira basura en el piso de su propia casa?

Habrá alguien que diga, yo.

Ok, entonces ¿Quién tira basura en el piso de un hospital? El lugar en el que pueden salvarte la vida a vos o a tus seres queridos.

El mundo, es ese lugar, en donde no solo vivimos nosotros sino otras personas en comunidad. En él, hacemos turismo, que son actividades que usualmente resumimos cómo “viajar”

Pero el turismo sostenible es algo más que eso. Es pensar cada una de esas pequeñas acciones que generan un impacto positivo en el planeta y en el otro.

No importa si estás al otro lado del mundo o al otro lado de tu ciudad, el turismo sostenible es más que un concepto que suena bien. Son acciones concretas.

El turista que piensa en el otro y no tira basura.

La empresa que produce responsablemente más allá del dinero.

El gobierno que enseña y legisla centrado en el beneficio de sus ciudadanos y su futuro.

Entonces, cuando viajes, prestá atención a las pequeñas cosas en las que podes ser parte de la solución y no parte del problema.

Por más chica que sea. Por más chica que te parezca.

Para mejorar, tener un mundo mejor y dejar uno más deseable a los que vienen.

Porque ya no queda más tiempo y los desafíos son enormes. Y si no podés controlar tu propia basura, el mundo va a quedar como quedó la playa esa tarde y va a ser ya muy tarde para solucionarlo.

Compartí este post

Suscribite
guest

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

0 Comentarios
Ver todos los comentarios

 Utilizamos cookies para poder ofrecerte la mejor experiencia en nuestra web. Conoce más acerca de nuestra Política de privacidad y Política de cookies