¿Cómo es vivir en Auckland? Una ciudad con alta calidad de vida

Por Gabriel Negrete

Compartí este artículo

Una de las cosas que más me resonaba en la cabeza antes de ir a vivir a Auckland en Nueva Zelanda era cómo sería vivir en una de las ciudades con más alta calidad de vida del planeta.

Booking.com

Y cuando digo alta, me refiero a que está en el top 5.

Cada año, una consultora privada que se llama Mercer, realiza un estudio en donde lista las mejores ciudades para vivir en todo el mundo.

El estudio analiza 231 metrópolis a nivel global y valora aspectos como educación, seguridad, salud, ocio, acceso espacios verdes, entre otros tantos.

Los datos obtenidos se analizan entre septiembre y noviembre de cada año y en marzo de siguiente se revela el informe, que está enfocado a compañías que poseen personal fuera de sus países de origen.

El 2020 sorprendió al mundo con el COVID-19 y por esa razón los resultados no fueron aún publicados, pero mirá los resultados del 2019:

RANKING DE CALIDAD DE VIDA 2019:

  • Viena, Austria
  • Zurich, Suiza
  • Vancouvert, Canada
  • Munich, Alemania
  • Auckland, Nueva Zelanda
  • Dusseldord, Alemania
  • Frankfurt, Alemania
  • Copenhagen, Dinamarca
  • Geneva, Suiza,
  • Basel, Suiza

Como se puede ver, ninguna ciudad de Sudamérica aparece entre los primeros puestos. Hay que esperar hasta el puesto 78 para que Montevideo en Uruguay sea la primera ciudad latina que surja en la lista.

Esto me hizo notar que no solo iba a experimentar lo que era vivir en Auckland, una ciudad con excelente calidad de vida, sino que también evidentemente la calidad de vida en Buenos Aires debía ser más baja de lo que yo imaginaba.

Cabe aclarar, que si uno ha viajado por algún país desarrollado, ha tenido un acercamiento a una alta calidad de vida, pero acá no estamos hablando de vivir bien, estamos hablando del top 5 en calidad de vida.

Auckland es llamada la ciudad de la velas por ser la localidad con mayor cantidad de veleros per capita del mundo. Otro aspecto que muestra la buena vida de sus habitantes.
Auckland es llamada la ciudad de la velas por ser la localidad con mayor cantidad de veleros per capita del mundo. Otro aspecto que muestra la buena vida de sus habitantes.

Mi experiencia

Mi llegada a Auckland, la ciudad más grande de Nueva Zelanda fue como era de esperarse, sin inconvenientes. En el aeropuerto no había grandes lujos, un enorme duty free, ni nada sobresaliente. La llegada fue rápida y el oficial de inmigración bastante amable (para lo que se le puede pedir a un oficial de inmigración).

Nosotros éramos dos personas y llevamos 4 valijas, pero así y todo nos animamos al Skybus, el colectivo que te lleva del aeropuerto al centro (Acá te dejo info del skybus por si estás pensando en visitar la ciudad). Comprar el ticket no fue difícil y cuando el bus llegó, el chofer abrió la puerta, nos saludó con una sonrisa y espero a que nos acomodemos para salir. Yo estaba encantado.

Hasta aquí, todo estaba muy bien pero: ¿Qué hacía de Auckland un lugar con tan alta calidad de vida?

De a poco lo fui averiguando.

Llegar al Airbnb donde nos íbamos a alojar (Te dejo acá un descuento de usd 20 en tu primera estadía si nunca lo usaste) fue otra sorpresa.

Puerta sin llaves, ventanas sin rejas, cero alarmas, era una postal que se iba a replicar a lo largo de mi estadía de meses en la ciudad.

Al tiempo, noté que esa idea de que ‘’hay que cerrar la puerta porque nos van a robar’’ es una sensación que los habitantes de Auckland (y porqué no de toda Nueva Zelanda) no suelen sentir.

Con el correr de los días, observé cómo los buses de línea paraban exactamente en el lugar indicado, los choferes saludaban y esperaban a uno se siente para seguir su camino. La basura estaba siempre en los cestos (Excepto en el CBD, que es el centro y suele estar un poco más sucio). Había algunos incumplimientos a las normas de tránsito de parte de automovilistas, pero nada muy grave. Los semáforos se respetaban.

Cada esquina en Auckland, tenía bajada para silla de ruedas y cada semáforo, estaba preparado para asistir a personas con problemas en la vista. La ciudad, era por completo inclusiva.

Las veredas son un tema aparte que llamó mi atención.

Jamás vi veredas tan lisas y prolijas en mi vida. Uno puede ir mirando su móvil o simplemente cerrar los ojos y puede confiar en que la acera no tendrá un hueco o estará rota.

Cada día, caminaba hacia el instituto donde estudiaba o hacia mi trabajo y en cada oportunidad, tenía la posibilidad de transitar por un espacio verde.

Es que una de las mejores cosas que tiene esta ciudad son las reservas, que son espacios verdes cuidados por la alcaldía, los que se pueden encontrar en pequeños o grandes predios, pero lo que es cierto es que se los puede hallar en cantidad.

El acceso al verde, ya sea patios privados, jardines públicos, parques, reservas, playas es facilísimo en Auckland. Basta con salir a la calle, para que al menos la mitad de la vereda sea de un pasto verde brillante. Estoy seguro que a menos de 200 metros siempre es posible encontrar algún tipo plaza o reserva natural.

Poco a poco, fui entendiendo lo fácil que es la vida para esta gente.

Ellos, no ocupan su tiempo en problemas o situaciones que otros, en otros países sí.

Vivir en Auckland es encontrar un espacio verde para disfrutar de la naturaleza y de una buena calidad de vida.
Vivir en Auckland es encontrar un espacio verde para disfrutar de la naturaleza y de una buena calidad de vida.

Entendiendo que la hace diferente

Vivir 8 meses en la ciudad, me hizo notar qué es lo que la hace diferente a las demás. Si bien no es una ciudad de grandes lujos o hitos reconocidos mundialmente, enumeremos algunas características que hacen de la calidad de vida en Auckland un aspecto sobresaliente.

  • 1. Calidad de los servicios públicos: Cualquiera que visite la ciudad, verá que en general no hay problemas de luz, gas ni telefonía. Las calles están bien bacheadas y demarcadas, los semáforos y luminarias mantenidos y el estado responde rápidamente a los reclamos de los usuarios. Los servicios en general son privados o tercerizados, pero funcionan con excelente calidad. Hay que decir que la salud es provista por el estado si no podés pagarla, pero si está en tus posibilidades, es buena pero cara.
  • 2. Auckland es una ciudad grande pero segura: La metrópoli cuenta con 1.5 millones de habitantes, pero sus calles son muy seguras. Podés usar tu móvil sin temor en la vereda o caminar tarde por las calles y parques. La policía en Auckland no usa armas de fuego aunque si tiene bastones y armas eléctricas. La tasa de criminalidad es baja y según he visto, los agentes policiales se dedican mas que nada a custodiar faltas menores.
  • 3. Auckland está plena de oportunidades laborales: Los niveles de desocupación son muy bajos y usualmente hay más demanda que oferta de trabajadores lo que la convierte en un interesante lugar para desarrollar una carrera profesional bien remunerada.
  • 4. Es un buen lugar para hacer negocios: Según la conocida revista Forbes, que realiza cada año un informe, Nueva Zelanda quedó en 2019 en el puesto 5 de los mejores lugares para comerciar. Se utiliza un metodo de 15 factores, en los que se destacan derechos de propiedad, impuestos, innovación, protección del inversor, tecnología, corrupción, libertad y burocracia. Cabe aclarar que Auckland no es la Capital de Nueva Zelanda pero es la mayor ciudad y la sede de la mayoría de las empresas que se asientan en el país.
  • 5. Es un lugar selecto para estudiar: Si bien esto se extiende a lo largo del país, Auckland recibe decenas de miles de alumnos extranjeros cada año, debido a la calidad de sus entidades educativas y lo seguro que es transitar en sus calles. En cuanto a los locales, la educación en Auckland es excelente. Los niveles preescolar, primario y secundario se imparten en forma gratuita y este último con métodos de estudio flexibles donde los alumnos eligen la mayoría de las asignaturas que desean cursar.
  • 6. Protección de ambientes naturales: A través de su famoso y valioso Departamento de conservación, querido por todos sus habitantes y en conjunto con las autoridades locales, los espacios verdes de la ciudad están siempre impecables. Sean pequeños parques o grandes reservas naturales, las áreas verdes no solo están bien mantenidas para los pobladores sino que se intenta mantener y conservar especies locales muy preciadas.
  • 7. Fácil acceso a la naturaleza: En conexión con lo dicho en el punto anterior, es super fácil hallar un espacio verde en la ciudad. Según un estudio Auckland tiene más de 4000 espacios verdes en toda su extensión y es una de las ciudades más verdes del mundo. Eso significa, que cada Aucklander tiene más espacio verde que la media del mundo, más cerca y en este caso, impecablemente mantenido.
  • 8. Tratamiento de residuos: Auckland no tiene el mejor tratamiento de residuos que yo haya Nueva Zelanda, pero hay que reconocer que igual es bastante eficiente. Cada casa cuenta con un cesto rojo para basura común, la que se retira semanalmente y un cesto azul para reciclables, el cual pasan a buscar cada quince días. Además, se puede separar también plástico liviano y vidrio. Lo interesante es cómo los habitantes de una ciudad tan grande tienen una conciencia ecológica marcada. Ellos dominan muy bien cómo tratar su basura y saben que arrojarla a la vereda no es una opción.
  • 9. Baja corrupción y alto acatamiento de las normas: El índice de percepción de corrupción puso a Nueva Zelanda en 2019 como el país menos corrupto del mundo (Junto con Dinamarca). Ambos anotaron 87 puntos sobre 100, lo que las puso en la cima mundial. Tal vez sea por su nivel de educación o por el interés de sus habitantes en el bien común, pero el hecho es que no es tan fácil ver a alguien quebrando la ley en Auckland, mucho menos robando o vandalizando.
  • 10. Pagar impuestos, servicios y el uso del dinero es bien fácil: Todos los pagos se hacen on line y el manejo del efectivo es mínimo. Podés seguir consumos como luz, gas o telefonía a través de apps. Transferir dinero dentro y fuera del país; dividir la cuenta entre amigos en un bar o pagar un peaje 5 días más tarde de haberlo atravesado es sencillo. Los impuestos se pagan o devuelven sin largos formularios y todo en general puede hacerse on line.

Seguramente son muchos más los puntos que podría tocar, pero estos son los que más llamaron mi atención en el correr de estos meses.

La calidad de vida es algo que se respira metro a metro en Auckland y se percibe en sus habitantes y su estilo de vida.

Es cierto que no es fácil comparar esta ciudad con grandes urbes latinoamericanas o Africanas menos desarrolladas, pero siempre es posible aprender algo de los lugares y tratar de aplicarlo a nuestras sociedades para tratar de ser mejores cada día.

¿A vos qué aspecto te parece el más relevante?

Compartí este post

Suscribite
guest

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

0 Comentarios
Ver todos los comentarios

 Utilizamos cookies para poder ofrecerte la mejor experiencia en nuestra web. Conoce más acerca de nuestra Política de privacidad y Política de cookies